La transmisión de las fuerzas durante la masticación

Las exigencias anatómicas del hueso de la mandíbula provocan que la transmisión de las fuerzas debe, si es posible, efectuarse paralelamente a la superficie de masticación y no verticalmente respecto a la fuerza ejercida por la fuerza de masticación. La transformación de la fuerza de masticación que actúa horizontalmente en una componente vertical respecto a ésta, es la de la transmisión de las fuerzas por un diente natural, pero el diente natural dispone de un mecanismo de suspensión: unos ligamentos amortiguan la fuerza de masticación transfiriéndola



Visualización de los mecanismos de amortiguación des los Disk-implants. A la izquierda, amortiguación (resiliencia) de la parte del implante que cruza la zona del hueso esponjoso en caso de presión. A la derecha, resiliencia del portamalla que se encuentra en el centro de una barra cruzando la base, bajo la acción de fuerzas laterales.